Inicio arrow Noticias arrow Capital de la Biodiversidad
Capital de la Biodiversidad PDF Imprimir E-Mail
viernes, 19 de agosto de 2011
La Fundación Biodiversidad (FB) ha otorgado los tres primeros premios del concurso 'Capital de la Biodiversidad' a los ayuntamientos de Puebla de Sanabria (Zamora), El Oso (Ávila) y Monleras (Salamanca) en la segunda edición de este concurso que premia las iniciativas de las autoridades locales que destacan en materia de conservación de la biodiversidad.


El concurso 'Capital de la Biodiversidad' cierra su segunda edición de estos premios, cuya temática prioritaria ha sido el uso del suelo, y al que se han presentado más de 600 proyectos en materia de biodiversidad de casi 100 ayuntamientos.

Además de estos tres municipios castellanos y leoneses también han resultado premiados los ayuntamientos de Astillero (Cantabria), Granollers (Barcelona), Lleida, Miajadas (Cáceres), Ourense y Palau-solità i Plegamans (Barcelona), informaron a Europa Press fuentes de la Fundación Biodiversidad.

El Ayuntamiento de Puebla de Sanabria ha obtenido el máximo galardón dentro de la categoría A, que premiaba a los municipios de menos de 5.000 habitantes, por "tratarse de un municipio representativo de España desde un punto de vista demográfico", ya que forma parte del 90,76% de municipios de menos de 10.000 habitantes, y "poseer un rico entorno natural dotado de una amplia variedad biológica y una cultura tradicional claramente diferenciada que aún pervive", según los organizadores.

El segundo puesto ha correspondido al Ayuntamiento de El Oso (Ávila) gracias al 'Plan Integral de Desarrollo sostenible de El Oso', puesto en marcha recientemente, que contribuirá de forma importante a la protección de la biodiversidad, además de su normativa en materia de ordenación urbanística que contempla medidas para la protección de áreas de alto valor ecológico y paisajístico.

Por su parte, el jurado ha otorgado el tercer premio de la misma categoría al Ayuntamiento de Monleras (Salamanca) por su 'Plan de Ordenación Urbanística Municipal' que clasifica el 99,77% del suelo como no urbanizable, así como por el desarrollo de proyectos como la recuperación del Regato de los Calvos, la creación de un huerto comunitario y de un humedal artificial con aguas residuales depuradas, y la puesta en marcha de diversas iniciativas de educación ambiental.