Inicio arrow Noticias arrow ¿Pero... qué pasa con las peanas?
¿Pero... qué pasa con las peanas? PDF Imprimir E-Mail
martes, 12 de abril de 2005
Quienes accedían regularmente al "Foro" pudieron constatar el revuelo que se levantó, como consecuencia de una opinión personal (respetable como cualquier otra) que alguien hizo, sobre las peanas que rodeaban el antiguo monumento de "El Oso" frente a la iglesia. Según ésta opinión, las peanas estarían comprometidas para donarse o entregarse a un tercero que, al parecer, podría ser la propia Diputación Provincial. Denunciaba que de ésta forma el poco patrimonio cultural que le queda al pueblo se reduciría aún más y ello justificaría, según ésta opinión, la alineación en la que las peanas se encuentran.

Como sabemos, entre los fines de la existencia de la propia Diputación Provincial está el potenciar la supervivencia de los pueblos, concediéndoles subvenciones y apoyos económicos en las obras a realizar.

Éstos "apoyos" son para todos los pueblos y, como siempre, los primeros que los reciben son aquellos cuyos representantes se mueven con mayor celeridad. No tiene por qué haber compromisos ni favores debidos de algo que se recibe porque, entre otras cosas, todos los pueblos tienen el mismo derecho a recibirlos, sin que nazca obligación futura alguna de tener que "dar" nada a cambio.

Si ésta opinión fuera cierta (presumiendo el buen hacer de quienes representan al pueblo), no puedo llegar a entender que se prefiera ver el "patrimonio" del pueblo en otros lugares, cuando por lo que siempre se debe luchar es por mantenerlo y, que quienes deseen verlo, pues que visiten el pueblo.